detriatlon

Se consolida David Mendoza en la élite del triatlón

image

En un momento donde el triatlón mexicano crece día a día, hay un exponente joven que ha destacado desde hace unos años, gracias al trabajo arduo, David Mendoza se ha convertido en una promesa real de este deporte en nuestro país.

Seleccionado nacional desde categorías juveniles, recientemente ratificó las marcas mínimas para representar a México en este 2016 y se convirtió en subcampeón iberoamericano.

Nadador de los seis años, iniciando en la alberca Olímpica Francisco Márquez,  David Mendoza siempre estuvo ligado al deporte. A los 14 lo invitaron a un evento de acuatlón quedando encantado con el ambiente que vivió. Posteriormente hizo su primer triatlón, en Ixtapa, quedando en el tercer lugar.

Ya encarrerado en el mundo del triatlón, estuvo un año en el equipo Mind 2 motion con Claudia Beristain hasta que a los 16 años recibe una invitación de integrarse al Centro Nacional de Alto Rendimiento donde trabajó con Ultiminio Álvarez.

“Después de ganar mi primera Olimpiada Nacional, se me hace la invitación para integrarme al CNAR. Estuve ahí seis años entrenando con Ultiminio Álvarez, un gran entrenador y persona”, dijo Mendoza.

En el 2015, el triatlón lo llevó a España por un tiempo donde siguió adquiriendo experiencia. “Estuve viviendo tres meses en España, estuve dentro del proyecto de la Federación y se aprende muchísimo (…) se vive para entrenar, desde que despiertas estas entrenando, descansas, comes, vuelves a entrenar”, recuerda.

Y como todo en la vida tiene un ciclo, después de casi 6 años, David Mendoza decidió hacer algunos cambios en su vida y se mudó  de su natal D.F a Guadalajara para continuar con su carrera deportiva.

“Hace aproximadamente mes decidimos hacer un cambio, estoy ahora en manos de un muy buen entrenador, Javier Rosas “El Toro”, aquí en el Cannibal Team, ahora vivo en Guadalajara, compartiendo entrenamientos con uno de los mejores triatletas de México, Irving Pérez”, señaló el subcampeón mundial de duatlón en el 2011.

David Mendoza trabaja todos los días, con metas a corto, mediano y largo plazo, sin descuidar el presente, apunta al próximo ciclo olímpico.

“Mi próximo ciclo está en la mira, desde que me despierto, cuando entreno, a pesar de entrenar para las competencias a corto plazo, desde que despierto en mi mente está estar en unos Juegos Olímpicos, por qué no estar en Tokio 2020”, confesó.

El triatleta de 23 años reconoce el gran trabajo de los actuales exponentes nacionales. “Vamos viendo el ejemplo de triatletas muy fuertes como Irving Pérez y Crisanto Grajales que son un gran ejemplo. Cada quien tiene su ciclo, yo peleé mucho para este ciclo también aunque todavía me faltan muchos años por aprender y ser un buen triatleta profesional”.

No hay fórmulas mágicas para el éxito, solo trabajo duro y en el triatlón ese es un tema del diario. Entrenar, descansar y volver a entrenar, un espacio para las tareas escolares y poco tiempo para la vida social, así es la rutina de David Mendoza.

“Los días son muy parecidos: despierto temprano, desayuno y me voy a entrenar, ya sea una o dos sesiones por la mañana, descanso, como (me preparo algo porque vivo solo), y voy a la siguiente sesión o lo que el coach diga. La tarde a veces las tengo libres y las ocupo para descansar, hacer tareas o salir con los amigos”, finalizó.

David Mendoza volvió a subir al pódium de ganadores este fin de semana al concluir segundo en el triatlón de Manzanillo, solo superado por su compañero Irving Pérez.